22 octubre 2009

Vuelta al cole


Al final me he decidido, he retomado los estudios que abandoné cuando me tomé un año sabático (que al final se convirtió en dos) en una época en la que no podía concentrarme en estudiar.
Comencé Filología Hispánica y, ahora que vuelvo, resulta que está en extinción, por lo que me he pasado al Grado en Legua y Literatura Españolas, digo yo que será más o menos lo mismo que la licenciatura, pero como yo estudio por placer y no con fines laborales, pues me da igual, cualquiera sabe si terminaré la carrera dentro de 15 años.
Soy estudiante de la Uned, la Universidad nacional a Distancia, y ahora que acaba de empezar el curso me he visto inmerso en la vorágine de bajarme las guías de estudio, ver los temarios, encontrar la bibliografía básica, empezar con los cursos virtuales y, por último, empezar a estudiar. Sólo con preparar la logística ya estoy agotado, pero sé que con constancia, poco a poco voy adquiriendo los conocimientos, y eso se refleja en las evaluaciones.
La verdad es que me está viniendo muy bien poner a trabajar el cerebro porque notaba que últimamente, de no utilizarlo, se me esfumaban los pensamientos, no conseguía retenerlos, y ya para qué hablar de los títulos de libros, películas o canciones, se me hacía una laguna mental que me impedía rescatar la información de mi cerebro.
Se nota que eso de dedicarme más al cuerpo que a la mente pasa factura. Pero ocurre lo mismo desde el lado opuesto, ha sido empezar a estudiar y ya he ido faltando al gimnasio, a la dieta, a todo en lo que he invertido mi tiempo libre durante estos dos años de soltería, y poco a poco el espejo comienza a delatarlo. No sé si algún día conseguiré encontrar el equilibrio, pero en esta nueva etapa de estudiante me he propuesto no abandonar mi vida social recluyéndome en casa entre los libros. He decidido que intentaré sacar las asignaturas que pueda, pero divirtiéndome tanto entre los libros como entre los amigos, y que me debe importar menos la nota final que el conseguir quitarme asignaturas sin para ello sacrificar mis cafés o salidas con mis amigos.
Además, hay que añadir mis continuos fines de semana en Madrid, en los que seguramente no toque el temario más que en el viaje de ida y vuelta, porque no me voy a ir allí para recluirme estudiando en lugar de pasar tiempo con mi churri. De todas formas, creo que eso de que sea una relación a distancia me va a venir bien, ya que entre semana me permitirá ocupar mi tiempo libre (y mi mente) en los estudios, y poder aprovechar los fines de semana divirtiéndome en el frío madrileño.
Esa es mi intención, habrá que ver si lo consigo, pero al menos lo intentaré.


8 comentarios:

silver´smoon dijo...

No sabes como te entiendo, yo estoy como tu pero con Derecho on-line, sólo con ver el material que tengo que estudiar y los trabajos del primer módulo ya estoy traumatizada.

Creo que esto de estudiar en la treintena se hace un poco cuesta arriba a veces, pero como tú dices, sin prisas y sin renunciar a salir de vez en cuando, el camino se va haciendo poco a poco y algún día celebraremos la licenciatura!!

Un beso y mucho ánimo

Stultifer dijo...

Un cuaderno, lápices, un saca, goma de nata, plumier, una libreta, mochila... Entiendo tu agobio.

Adrianos dijo...

a ver si te sigo el ejemplo... que llevo un par de años que echo mucho de menos estudiar algo... eso si, sin prisas, sin dejar tu vida social... seguro que lo logras, es cuestión de disciplina y determinación, animo :-)

Ut dijo...

Muy bien hecho!! hay tiempo para todo, solo hay que saber organizarse. Yo no lo conseguí... empecé Antropología, pero mi única neurona salió huyendo y nunca más volvió.

Cést la vie!!!!! Aplícate...je,je!!

Un saludo

Ut

sardinita dijo...

q guapo vas estar con la cartera de estudiante y el uniforme :)
q bien te veeeeeeo
:*
(en navidad guardame un hueco!!!)

Argax dijo...

Pero si lo tienes ya todo muy estructurado. El culto al cuerpo lo sustituyes por el culto al sexo y al cariño en el frío de Madrid (que no deja de ser otra forma de culto al cuerpo), recuperas a tu amiga la mente. Tal y como lo expones suena muy ordenadito.
Estudiar por la UNED puede llegar a ser muy satisfactorio, te pone a prueba y se estudia con más ganas, lo digo por experiencia.

Un abrazo.

sonia dijo...

Te veo con un ánimo estupendo y suena genial. Me gusta como te lo estas tomando.
Un beso.

Arguifonte dijo...

Pues como diría mi madre... Lo que es menester que te apliques!