26 diciembre 2009

Venga, vale, Feliz Navidad a todos...


Sin darme cuenta ha pasado más de un mes desde que escribí aquí por última vez. Los días pasan rápido, la vida cambia más rápido aún y a veces uno solo puede concentrarse en el esfuerzo de seguir el ritmo que le marcan, con la lengua fuera, como en una carrera de obstáculos.
Este blog ha cumplido un año en este tiempo que he estado alejado y ni siquiera lo he celebrado, aunque por otro lado es lo normal, yo no celebro mis cumpleaños tampoco ¿por qué iba a celebrarlo mi blog?
Estos días han pasado cosas, no sé si recordaré todo lo que ha pasado pero haré una especie de balance de lo que ha venido ocurriendo. Para empezar, mi historia conexión Málaga-Madrid acabó, y como eso ya es pasado, no me voy a entretener en ello.
Para celebrar mi recién estrenada soltería, volví a colgar fotos en las páginas de contacto, e incluso me creé un perfil nuevo en una página que suena un poco cursi, pero de la que me han hablado bastante bien.
En esta vuelta decidí cambiar un poco el estilo de mis perfiles, y en lugar de enseñar carne, he preferido enseñar primeros planos de mi para atraer a un tipo de público diferente. No hay nada mejor que irse una temporada para hacer una entrada triunfal, ocurre lo mismo con la noche y la juerga, en cuanto desapareces unos meses la gente se olvida de ti, y luego vuelves como una persona nueva, captas la atención de los asiduos, tanto en las páginas como en los bares.
También volví al messenger, y estaba abarrotado de contactos que he ido acumulando a lo largo de estos años, para mi la lista de contactos es como la cartera de clientes de una empresa, o de un relaciones públicas, tiene un valor incalculable. Desde la primera conexión retomé una lista de gente que tenía agregada aún pendiente por conocer.
Como decía, tuve un regreso triunfal, conocí a un tío en la primera semana con el que tuve una cita de café, y días más tarde se convirtió en una noche de sexo, y del bueno. Incluso hubo alguna sorpresa agradable, y posibilidad de repetir. Acabé pasando la noche en su casa y he de decir que me encantó concluir la noche de esa forma.
Posteriormente, tuve otra cita de café con un contacto al que le tenía ganas desde hace más de un año, y parece que él también me las tiene, buena charla, morbo, solo hay que sincronizar agendas, lo cual ocurrirá después de las fiestas.
Hablando de las fiestas, este año decidí que no iba a pasar la nochebuena solo en casa, me fui a cenar con mis padres y fue una experiencia realmente agradable, hacía muchos años que no la pasaba con ellos y me sentí muy bien, con mi madre mimándome y charlando con mi padre, contándome batallitas de su juventud.
Es curioso, pero en un día como el de Navidad en lugar de estar rodeado de amigos y familiares, solo he tenido contacto con el mundo virtual, alguna llamada de tipos recién conocidos virtualmente y charlas de messenger. En días así creo que mi mundo ha vuelto a cambiar y ya no encajo en la estructura que tenía hace unos meses, no hay otra explicación. Mis familiares tienen sus vidas ya construidas, al igual que mis amigos, y como me he esforzado en mantener mi independencia, el resultado es este, que nadie me tiene en cuenta en días así. Para mi no es un problema, la verdad, ya me he ido haciendo fuerte a lo largo de estos últimos años, como preparación para lo que vendría y, ahora que ha llegado, estoy preparado para afrontarlo. Una independencia que a veces no sé como utilizarla, pero que siempre me aporta experiencias vitales.
El fin de semana anterior lo pasé en Madrid, iba con amigos y, dejando aparte el frío que pasé, fue muy divertido. El viernes noche me encontré en Ohm a Juan Carlos, a quien no veía desde el Orgullo, y me pasé con él la mitad de la noche. A última hora conocí a un chaval con pinta de búlgaro o polaco, que resultó ser madrileño, y que se vino conmigo al hotel. Pasamos horas disfrutando del sexo y de la charla, un chaval joven muy divertido con quien tuve una buena conexión. Quizás repitamos en el futuro.
El cierre del fin de semana fue la nevada que cayó del domingo al lunes, al despertarme me asomé a la ventana y al ver la nieve en la calle no pude reprimir irme a la calle a hacer algunas fotos y colgarlas en facebook. Fue una experiencia muy bonita, nunca me había nevado en una zona urbana, y la ciudad se ponía un disfraz blanco que coordinaba muy bien con la época del año. Creo que una navidad con nieve seguramente realzará el espíritu navideño a quien aún le quede algo. A mi no me hizo efecto.

6 comentarios:

2soles dijo...

Pero esa nevada para nada ha sido aquí en Fuengirola verdad, porque vamos, yo estoy de agua ya hasta las narices... y venga agua... y venga llover... que esto es la costa del sol y jolín ha desaparecido...

Ut dijo...

Coño!!! y eso que tu anterior entrada la titulabas: Nada que contar. ¿Cómo se puede follar tanto en tan poco tiempo y con personas diferentes????!!! Serás cabrón...!

Ya entiendo por qué no has escrito, je,je... a mi me hubiera pasado lo mismo. Desgraciadamente he escrito día sí y día no.

Me das envidia y de la mala... que lo sepas. Pero bueno, A DISFRUTAR QUE SON DOS DÍAS!!!

Un beso

Ut

silver´smoon dijo...

Pues si que te ha cundido el mes, sí. Estoy con Ut, explotas muy bien tu soltería jajajajaja

Espero que esta vez no nos dejes un mes sin tus letras, por mucho que triunfes guarda un ratito para el resto de los mortales!! ;)

Un besazo

theodore dijo...

Te iba a decir que lo sentía por la ruptura, pero ya veo que estás en una etapa excelente y te felicito por ello. Es que hijo mío, eres tan guapo (lectores y seguidores que aún no lo conozcais, debeis saberlo: Es muy guapo) que cualquier foto que se te ocurra colgar lo mínimo que debe desencadenar es una avalancha de "interesados", y de ahí siempre puede salir algo bueno, casual o con continuidad :-)

Qué bueno el momento Juan Carlos en Ohm. Es el mejor.

Dado que lo mismo no vuelves hasta dentro de semanas, te felicito el año ya, jeje. FELIZ 2010!!

Un besote.

Alfonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Argax dijo...

Pues eso, a disfrutar de esa soltería, a llenar el tiempo con lo que te apetezca y no con compromisos sociales, a follar más.

Sea como sea, es bueno verte de nuevo por aquí.