08 febrero 2010

Crecer duele



En el discurrir de la vida hay personas que salen de la nuestra y nunca volverán, aprendemos qué significa morir.
En el discurrir de la vida hay personas que salen de la nuestra y nunca volverán, aprendemos qué significa la amistad.
En el discurrir de la vida hay personas que salen de la nuestra y nunca volverán, aprendemos qué significa el desamor.
Crecer es aprender, aunque duela.

11 comentarios:

Ut dijo...

Uffffff! Pues yo me quedo como estoy... eternamente joven!

Bonita entrada

Un beso

Ut

Stultifer dijo...

Como las olas. Unas llegan a la orilla, otras se marchan. Lo importante es saber que el mar está ahí para traernos las mismas que nos quita.

Anónimo dijo...

Lo único cierto es la primera frase. Como todas las abuelas nos dicen: “Niño, no seas tonto, no llores que lo único que no tiene remedio, es al muerte, todo lo demás tiene solución” Y que razón tiene la sabiduría popular.

La amistad hay que cuidarla, y siempre vuelve si hay buena intención por ambas partes, así hayan pasado años o uno emigre a Macau. Es muy reconfortante, poder mantener una amistad sincera al pasar de los años, a pesar de la distancia ya sea física o no. Los amigos, no se van, los colegas sí.

El amor… es cierto, una vez ido, ya no vuelve, y mejor no ir a buscarlo, porque ya no quiere que le encuentren…Ahora bien, de ese amor pasado se construye a veces (si no ha pasado algo extremadamente grave como puede ser la violencia, que no es mi caso) una relación de cordialidad invalorable que nos acompañará siempre.

Al igual que en la amistad, ha de haber buena intención por ambas partes, si no, ...es entonces cuando se sufre de desamor. El dejado, porque nunca comprenderá que donde hubo tanto amor, ni siquiera exista un buenos días, y el que deja porque se sentirá culpable siempre de haber roto algo que fue tan especial y puede que incluso se arrepienta de vez en cuando de no haber sabido mantener ese trato cordial.

TUT dijo...

Si, vivir es aprender y se aprende con las experiencias vividas, positivas o negativas, ya sabes, " se aprende a hostias ", que remedio.
Un abrazo.

theodore dijo...

Todos dolemos y somos dolidos en el discurrir de la vida. Y por más injusto que parezca a veces, en el engranaje vital todo tiene sentido.

Un besote.

silver´smoon dijo...

Pues sí, crecer duele, a veces mucho. Lo importante es quedarse con la lección aprendida, es lo único que nos ayuda a crecer.

Un beso gigante

Adrianos dijo...

crecer es aprender y a veces duele si, pero también a veces se disfruta. Mientras el aprendizaje no sea un dolor constante estas en buen camino...
Un abrazo

Totó dijo...

Muy bonitas aunque duras tus palabras. Hay mucho de ellas en mi nueva novela CORAZON DE MUDANZA. De los amigos que lo fueron una vez, de los amores que lo fueron una vez, de los que se fueron dejandonos una huella imborrable.
Besos y a a ver cuando nos conocemos.

sardinita dijo...

neneeeeeeeee, vete ahora mismito a tomar algo con el JC y a reírte un rato, y que lo de atrás se vaya pasando, hacia su lugar, forward, backward, tú mira in front of you
muak!!!!!!!

Sonia dijo...

Pero lo importante es ir creciendo y aprender de lo bueno y lo malo.

Thiago dijo...

Jaja, cari pues tómate ibuprofeno. jaja Yo creo que no duele, cari. Duele crecer mal, peo crecer solo no, pq es lo único que es absolutamente democrático. Todo el mundo crece un año, despues de 365 días... Y no tiene remedio, ricos y pobres.

Salvo, claro, que me digas que el aprendizaje como dicen los profesores, te duele más a ti que a mi, jajajaja

Bezos.